El aislamiento en Domos Monumentales... ¿es posible?

Desde hace mucho tiempo, el ser humano ha indagado la posibilidad de generar vida y sostenerla en un entorno controlado; como puede ser un domo, una cúpula o una bóveda gigante artificial... Esta idea, hoy vuelve a cobrar sentido, ante las necesidades de aislamiento, que están generando eco en familias, comunidades e incluso ciudades enteras.

A continuación abordamos algunos ejemplos; algunos son todavía proyectos, pero también hay casos que ya se han materializado, demostrando la posibilidad de generar pequeños mundos, con fines de protección, para una amplia gama de necesidades y objetivos.

La idea de una vida al interior de un domo

Desde el mundo de la ciencia ficción, la posibilidad de una vida al interior de una estructura artificial, ha sido explorada con diferentes matices.

Una de las más legendarias, es la novela de Stephen King, La Cúpula, donde de forma súbita, una comunidad es apresada por un gigantesco domo de cristal irrompible y semipermeable, que plantea además una inusual serie de amenazas a quienes quedaron atrapados al interior.

Hace algunos años, esta obra volvió a estar en voga, ante el lanzamiento de una serie titulada Bajo el Domo, inspirada en la novela del amo del terror.

The Truman Show

Otro ejemplo lo tenemos con The Truman Show, la cinta nominada al Óscar, protagonizada por Jim Carrey, y que también plantea una ciudad, resguardada al interior de un enorme domo, que en realidad es un escenario para un gigantesco espectáculo de tv, tipo Big Brother, donde el protagonista desconoce que todo en su vida es una escena montada.

Inspirada en un capítulo de la legendaria serie de ficción La Dimensión Desconocida, plantea de igual forma la posibilidad de generar entornos controlados, a partir de una gigantesca estructura traslúcida, capaz de permitir la vida y simular todo tipo de climas y situaciones, al mismo tiempo que aísla y protege de cualquier influencia del exterior.

EL GIGANTESCO DOMO DE HOUSTON

Esta idea, ha sido ya explorada para aplicarse en la realidad, en ciudades del mundo contemporáneo. Tal es el caso de Houston, Texas, en donde se ha estudiado desde hace varios años, la posibilidad de construir un domo geodésico gigante, para resguardar a la ciudad de múltiples amenazas que enfrenta.

Tornados, huracanes, así como inundaciones producto del cambio climático, son algunas de las amenazas que ya han llegado a poner en severo riesgo a la ciudad. Motivo por el cual, un grupo de ingenieros desarrollaron el Houston Dome Project, una propuesta para analizar la factibilidad de construir la más grande estructura en su tipo, capaz de resguardar el corazón de una de las ciudades más importantes de los EEUU.

Para esto, se ha estudiado la posibilidad de usar Texlon ETFE, un material traslúcido, ultraligero, pero bastante resistente y económico, como el componente principal de una serie de páneles hexagonales, que podrían formar parte de la gigantesca estructura de acero.

Aunque este copolímero de etileno – tetraflúoretileno tiene un 1% del peso del vidrio, resiste hasta 400 veces su propio peso, y por sus cualidades transparentes, su gran resistencia, elasticidad y durabilidad, ha sido considerado como una de las opciones ideales para esta gigantesca obra. La cual, al menos hasta el día de hoy, continúa solo como una idea o proyecto.

El Edén de Grimshaw

Y aunque parezca descabellado el proyecto de Houston, en la realidad, este tipo de estructuras ya han demostrado sus capacidades y factibilidad. Quizá un tanto en menor escala, pero igual mostrando resultados sorprendentes.

Tal es el caso del Proyecto Edén, en Cornwall, Inglaterra, donde desde hace un par de décadas, se levantaron una serie de domos geodésicos interconectados, cada uno de los cuales albergando un bioma en particular.

La idea, en aquel entonces también sonaba bastante osada, más aún porque se planteaba construir en los terrenos irregulares que pertenecían a una mina abandonada.

El reto no era menor, no obstante que a partir de una idea del empresario Tim Smit y el financiamiento de una organización sin fines de lucro, el arquitecto Nicholas Grimshaw, logró diseñar una serie de esferas monumentales, conformadas por cientos de páneles hexagonales de ETFE.

El proyecto se comenzó a construir a fines del siglo pasado, y tardaron 2 años y medio en terminarlo. Los domos de la cúpula son intercambiables, y se tiene también un sistema de ventilación y control de la temperatura, que permite dar vida a ecosistemas ajenos al lugar.

Eden Project

Particularmente se tiene un enorme bosque tropical, así como un bioma del Mediterráneo; conectados a través de un jardín botánico externo. No obstante que incluso se han planteado construir una nueva serie de esferas, para tener también un desierto, aunque aún no han conseguido el financiamiento.

Aún así, el proyecto ha sido un éxito total; a la fecha, millones de personas han visitado las espectaculares esferas, incluido un amplio porcentaje de niños; ya que se ha convertido en una de las actividades lúdicas y educativas más relevantes del sur de Inglaterra.

El Climatron

Esta idea de los domos geodésicos, es la que mayormente se ha explorado para la generación de cúpulas capaces de aislar térmica y físicamente un área en particular.

De hecho, hace ya varios años, el inventor Buckminster Fuller patentó este tipo de construcciones, que se han replicado en muchos lugares del planeta.

Uno de los más legendarios y que permanecen en pie hasta la fecha, es el Climatron de Missouri. Una enorme cúpula geodésica finalizada en 1960, que actualmente es un jardín botánico y que fue iniciada por el legendario biólogo holandés Frits Went.

Además de ser el primer domo en su tipo construido con Plexiglass (Polimetilmetacrilato), fue el primero en generar un entorno totalmente aislado y climatizado; lo cual permitió dar vida a una selva tropical de tierras bajas.

Aunque en la década pasada, sufrió una renovación mayor, donde se cambiaron los páneles, por un material más moderno, con un cristal térmico resistente, compuesto por una capa interna de un plástico denominado Saflex.

Los domos de la Patagonia

La posibilidad de albergar vida humana al interior de domos geodésicos, ya también hoy en día existe, aunque en ámbitos menores, es decir, para pequeños grupos de personas.

Tal es el caso del EcoCamp de la Pagatonia, el primer domo geodésico del mundo que funciona como un hotel. Pero no es un hotel cualquiera, sino que al estar en el corazón de uno de los hábitats más bellos, pero frágiles del planeta, plantea un proyecto totalmente sustentable, que permita generar un impacto mínimo en el ecosistema.

Tanto la energía, como el agua, proviene de ecotecnias sustentables, que realmente generan la sensación de estar al interior de un mini mundo. Lo cual además resulta espectacular, al conjuntarse la vida al interior del domo, con el fascinante entorno del exterior.

Una metrópoli al interior de un domo

Aunque ya se han logrado generar biomas al interior de domos monumentales, y pequeños espacios para habitar, el siguiente desafío que enfrenta la humanidad, es desarrollar un domo, totalmente aislado, capaz de albergar la vida humana en su concepción urbana.

Una de las aproximaciones que han estado más cerca de concretarse es la Tecnoesfera de Dubai; una gigantesca esfera donde estarían incluidas oficinas, áreas residenciales, zonas comerciales y hasta un hotel; todo al interior de una estructura autosuficiente, y aislada del mundo exterior, a través de un polímero transparente.

El proyecto, que plantea generar su propia agua y oxígeno a través de sus artificiales ecosistemas internos, de hecho ganó un premio de arquitectura en los EAU en 2009; y aunque parecía encaminado a iniciar su construcción, diversas dificultades técnicas y económicas, han impedido a la fecha que pueda materializarse; aunque aún se están explorando formas de hacerlo realidad.

Al Wasl Plaza

Y aunque en este caso, no se trató de un entorno aislado y protegido del exterior, hace unos meses se inauguró en la misma ciudad de Dubai el espectacular Al Wasl Plaza; el más grande domo geodésico del mundo, que tiene capacidad de proyectar imágenes, tanto al interior, como también al exterior.

De hecho, se construyó con la intención de que fuera la sede principal de la Feria Mundial de Dubai 2020, que ahora se encuentra también en riesgo, y a la cual ya han asistido celebridades como Lionel Messi, para mostrar al mundo como luce esta majestuosa obra de la arquitectura moderna.

Domos gigantescos más allá del mundo

Esta idea de las cúpulas con interior controlado; también podrían superar algún día las fronteras terrenales.

O al menos así lo han planteado los científicos del centro de investigación Langley de la NASA, con su proyecto Domo de Hielo, el cual propone generar una espacio capaz de albergar la vida humana en Marte.

Esto, permitiría extender una exploración por semanas o meses enteros, con un interior climatizado y con oxígeno, donde podrían vivir astronautas por varias semanas.

La intención de usar polímeros traslucidos, es para hacerlos sentir como en casa, y no como en una cueva; aunque para afrontar los desafíos de temperatura y radiación, se tiene planeado un domo inflable y con capacidad para contener hielo en su interior.

Y además de que se está proponiendo usar materiales del mismo planeta rojo para su edificación, también se está considerando usar hielo del mismo lugar, que además podría usarse como combustible en las exploraciones al exterior del domo.

¡Suscríbete a nuestro Blog!

¡Mantente en contacto con nosotros!

Lo que parecia un proyecto descabellado, hoy en día se ve bastante factible.

Omar Cachón Alvarez

Abril 21, 2020

El coronavirus Covid-19 cambió totalmente la forma en que vivimos, y parece que pueden requerirse medidas extraordinarias, en un futuro cada vez más cercano. Lo que antes era ciencia ficción, hoy en día es realidad, de igual forma proyectos para aislar ciudades protegiéndolas de los desastres climáticos, cada vez se ven más reales, y a pesar de que los virus no viajan por el aire grandes distancias; proyectos como un domo gigantesco permitirían controlar la entrada y salida de las personas, generando una mayor sensación de control y seguridad.
Lo cierto, es que si seguimos sintiéndonos los amos de la tierra, acabando con las especies, contaminando el ambiente y tratando de controlar lo incontrolable, la tierra se encargará de demostrarnos quien manda.

SOBRE NOSOTROS

Somos la agencia de marketing digital que te ayudará a crear o fortalecer la imagen de tu empresa a través del diseño gráfico, páginas web fáciles de navegar que se adaptan a todos los dispositivos, contenido multimedia para redes sociales, campañas publicitarias con los estándares de google y más.