Información recopilada de la pagina de
Organización Mundial de Salud

COVID-19

EL COVID 19 se ha convertido en una Pandemia y es de vital importancia proporcionar información actual y verificada. Ya que los rumores y malas informaciones pueden llevar a las personas a cometer errores y acciones indebidas. Aquí solo presentaremos información recopilada de la pagina de Organización Mundial de Salud y otros medios verificados.

¿Qué es un coronavirus?

Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En los humanos, se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). El coronavirus que se ha descubierto más recientemente causa la enfermedad por coronavirus COVID-19.

¿Qué es la COVID-19?
La COVID-19 es la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus que se ha descubierto más recientemente. Tanto el nuevo virus como la enfermedad eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

Los principales sintomas del Virus

Cuerpo cortado y temperatura

Tos seca

Dolor de cabeza

Dolor de cuerpo

Cansansio o Fatiga

¿Qué se puede hacer ahora?

Manténgase al día de la información más reciente sobre el brote de COVID-19, a la que puede acceder en el sitio web de la OMS y a través de las autoridades de salud pública pertinentes a nivel nacional y local. Se han registrado casos en muchos países de todo el mundo, y en varios de ellos se han producido brotes. Las autoridades chinas y las de otros países han conseguido enlentecer o detener el avance de los brotes, pero la situación es impredecible y es necesario comprobar con regularidad las noticias más recientes.

  1. Lávese las manos a fondo y con frecuencia usando un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  2. Mantenga una distancia mínima de 1 metro (3 pies) entre usted y cualquier persona que tosa o estornude.
  3. Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca. Use Cubrebocas.
  4. Tanto usted como las personas que les rodean deben asegurarse de mantener una buena higiene de las vías respiratorias. Eso significa cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel al toser o estornudar. El pañuelo usado debe desecharse de inmediato.
  5. Permanezca en casa si no se encuentra bien. Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica y llame con antelación. Siga las instrucciones de las autoridades sanitarias locales.

Las autoridades nacionales y locales dispondrán de la información más actualizada sobre la situación en su zona. Llamar con antelación permitirá que su dispensador de atención de salud le dirija rápidamente hacia el centro de salud adecuado. Esto también le protegerá a usted y ayudará a prevenir la propagación de virus y otras infecciones.

Si vives en México, visita la página oficial del Gobierno, para enterarte de las ultimas noticias:

coronavirus.gob.mx


Llama para más información. Serás atendido por personal capacitado de la Secretaría de Salud.:

800 00 44 800

Secretaria de Salud de México

Descarga la app COVID-19MX

¿Cuáles son los síntomas de la COVID-19?

Los síntomas más comunes de la COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca. Algunos pacientes pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual. Algunas personas se infectan pero no desarrollan ningún síntoma y no se encuentran mal. La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial. Alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen la COVID-19 desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar. Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave. En torno al 2% de las personas que han contraído la enfermedad han muerto. Las personas que tengan fiebre, tos y dificultad para respirar deben buscar atención médica.

¿Qué debo hacer si tengo síntomas de COVID-19 y cuándo he de buscar atención médica?

Si tiene síntomas leves, como tos o fiebre leves, generalmente no es necesario que busque atención médica. Quédese en casa, aíslese y vigile sus síntomas. Siga las orientaciones nacionales sobre el autoaislamiento. Sin embargo, si vive en una zona con paludismo (malaria) o dengue, es importante que no ignore la fiebre. Busque ayuda médica. Cuando acuda al centro de salud lleve mascarilla si es posible, manténgase al menos a un metro de distancia de las demás personas y no toque las superficies con las manos. En caso de que el enfermo sea un niño, ayúdelo a seguir este consejo.
Busque inmediatamente atención médica si tiene dificultad para respirar o siente dolor o presión en el pecho. Si es posible, llame a su dispensador de atención de la salud con antelación para que pueda dirigirlo hacia el centro de salud adecuado.

¿Cómo se propaga la COVID-19?

Una persona puede contraer la COVID-19 por contacto con otra que esté infectada por el virus. La enfermedad puede propagarse de persona a persona a través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala. Estas gotículas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas pueden contraer la COVID-19 si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. También pueden contagiarse si inhalan las gotículas que haya esparcido una persona con COVID-19 al toser o exhalar. Por eso es importante mantenerse a más de 1 metro (3 pies) de distancia de una persona que se encuentre enferma.
La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre las formas de propagación de la COVID-19 y seguirá informando sobre los resultados actualizados.
¿Puede transmitirse a través del aire el virus causante de la COVID-19?
Los estudios realizados hasta la fecha apuntan a que el virus causante de la COVID-19 se transmite principalmente por contacto con gotículas respiratorias, más que por el aire.

¿Es posible contagiarse de COVID-19 por contacto con una persona que no presente ningún síntoma?

La principal forma de propagación de la COVID‑19 es a través de las gotículas respiratorias expelidas por alguien que tose o que tiene otros síntomas como fiebre o cansancio. Muchas personas con COVID‑19 presentan solo síntomas leves. Esto es particularmente cierto en las primeras etapas de la enfermedad. Es posible contagiarse de alguien que solamente tenga una tos leve y no se sienta enfermo. 
Según algunas informaciones, las personas sin síntomas pueden transmitir el virus. Aún no se sabe con qué frecuencia ocurre. La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre esta cuestión y seguirá informando sobre las conclusiones que se vayan obteniendo.

¿Qué debo hacer si he estado en contacto estrecho con alguien que tiene COVID‑19?

Si ha estado en contacto estrecho con alguien con COVID‑19, puede estar infectado. 
Contacto estrecho significa vivir con alguien que tiene la enfermedad o haber estado a menos de un metro de distancia de alguien que tiene la enfermedad. En estos casos, es mejor quedarse en casa.
Sin embargo, si usted vive en una zona con paludismo (malaria) o dengue, es importante que no ignore la fiebre. Busque ayuda médica. Cuando acuda al centro de salud lleve mascarilla si es posible, manténgase al menos a un metro de distancia de las demás personas y no toque las superficies con las manos. En caso de que el enfermo sea un niño, ayúdelo a seguir este consejo. 
Si no vive en una zona con paludismo (malaria) o dengue, por favor haga lo siguiente:
Si enferma, incluso con síntomas muy leves como fiebre y dolores leves, debe aislarse en su casa. 
Incluso si no cree haber estado expuesto a la COVID‑19 pero desarrolla estos síntomas, aíslese y controle su estado. 
Es más probable que infecte a otros en las primeras etapas de la enfermedad cuando solo tiene síntomas leves, por lo que el aislamiento temprano es muy importante.
Si no tiene síntomas pero ha estado expuesto a una persona infectada, póngase en cuarentena durante 14 días.
Si ha tenido indudablemente COVID‑19 (confirmada mediante una prueba), aíslese durante 14 días incluso después de que los síntomas hayan desaparecido como medida de precaución. Todavía no se sabe exactamente cuánto tiempo las personas siguen siendo contagiosas después de recuperarse. Siga los consejos de las autoridades nacionales sobre el aislamiento.

¿Cómo podemos protegernos a nosotros mismos y a los demás si no sabemos quién está infectado?

Practicar la higiene respiratoria y de las manos es importante en TODO momento y la mejor forma de protegerse a sí mismo y a los demás. 
Cuando sea posible, mantenga al menos un metro de distancia entre usted y los demás. Esto es especialmente importante si está al lado de alguien que esté tosiendo o estornudando. Dado que es posible que algunas personas infectadas aún no presenten síntomas o que sus síntomas sean leves, conviene que mantenga una distancia física con todas las personas si se encuentra en una zona donde circule el virus de la COVID‑19.

¿Qué significa aislarse?

El aislamiento es una medida importante que adoptan las personas con síntomas de COVID‑19 para evitar infectar a otras personas de la comunidad, incluidos sus familiares.
El aislamiento se produce cuando una persona que tiene fiebre, tos u otros síntomas de COVID‑19 se queda en casa y no va al trabajo, a la escuela o a lugares públicos. Lo puede hacer voluntariamente o por recomendación de su dispensador de atención de salud. Sin embargo, si vive en una zona con paludismo (malaria) o dengue, es importante que no ignore la fiebre. Busque ayuda médica. Cuando acuda al centro de salud use una mascarilla si es posible, manténgase al menos a un metro de distancia de las demás personas y no toque las superficies con las manos. En caso de que el enfermo sea un niño, ayúdelo a seguir este consejo.
Si no vive en una zona con paludismo (malaria) o dengue, por favor haga lo siguiente:
Si una persona se encuentra en aislamiento, es porque está enferma pero no gravemente enferma (en cuyo caso requeriría atención médica)

  1. Ocupe una habitación individual amplia y bien ventilada con retrete y lavabo.
  2. Si esto no es posible, coloque las camas al menos a un metro de distancia. 
  3. Manténgase al menos a un metro de distancia de los demás, incluso de los miembros de su familia.
  4. Controle sus síntomas diariamente.
  5. Aíslese durante 14 días, incluso si se siente bien.
  6. Si tiene dificultades para respirar, póngase en contacto inmediatamente con su dispensador de atención de salud. Llame por teléfono primero si es posible.
  7. Permanezca positivo y con energía manteniendo el contacto con sus seres queridos por teléfono o internet y haciendo ejercicio en casa.

¿Qué debo hacer si no tengo síntomas pero creo que he estado expuesto a la COVID‑19? ¿qué significa ponerse en cuarentena?

Ponerse en cuarentena significa separarse de los demás porque ha estado expuesto a alguien con COVID‑19 aunque usted mismo no tenga síntomas. Durante la cuarentena, debe vigilar su estado para detectar síntomas. El objetivo de la cuarentena es prevenir la transmisión. Dado que las personas que enferman de COVID‑19 pueden infectar a otros inmediatamente, la cuarentena puede evitar que se produzcan algunas infecciones.
En este caso:

  1. Ocupe una habitación individual amplia y bien ventilada con retrete y lavabo.
  2. Si esto no es posible, coloque las camas al menos a un metro de distancia. 
  3. Manténgase al menos a un metro de distancia de los demás, incluso de los miembros de su familia.
  4. Controle sus síntomas diariamente.
  5. Permanezca en cuarentena durante 14 días, incluso si se siente bien.
  6. Si tiene dificultades para respirar, póngase en contacto inmediatamente con su dispensador de atención de salud. Llame por teléfono primero si es posible.
  7. Permanezca positivo y con energía manteniendo el contacto con sus seres queridos por teléfono o internet y haciendo ejercicio en casa.

Sin embargo, si vive en una zona con paludismo (malaria) o dengue, es importante que no ignore la fiebre. Busque ayuda médica. Cuando acuda al centro de salud use una mascarilla si es posible, manténgase al menos a un metro de distancia de las demás personas y no toque las superficies con las manos. En caso de que el enfermo sea un niño, ayúdelo a seguir este consejo. 

¿Existe alguna vacuna, medicamento o tratamiento contra la COVID‑19?

Aunque algunas soluciones de la medicina occidental o tradicional o remedios caseros pueden resultar reconfortantes y aliviar los síntomas leves de la COVID-19, hasta ahora ningún medicamento ha demostrado prevenir o curar esta enfermedad. La OMS no recomienda automedicarse con ningún fármaco, incluidos los antibióticos, para prevenir o curar la COVID-19. Sin embargo, hay varios ensayos clínicos en marcha, tanto de medicamentos occidentales como tradicionales. La OMS está coordinando la labor de desarrollo de vacunas y medicamentos para prevenir y tratar la COVID-19 y seguirá proporcionando información actualizada a medida que se disponga de los resultados de las investigaciones.
Las formas más eficaces de protegerse a uno mismo y a los demás frente a la COVID‑19 son: 

  1. Lavarse las manos a fondo y con frecuencia. 
  2. Evitar tocarse los ojos, la boca y la nariz.
  3. Cubrirse la boca con el codo flexionado o con un pañuelo. Si se utiliza un pañuelo, hay que desecharlo inmediatamente después de su uso y lavarse las manos.
  4. Mantener una distancia de al menos un metro con las demás personas.

¿Recomienda la OMS el uso de mascarillas médicas para prevenir la propagación de la COVID‑19?

Actualmente no hay suficientes pruebas a favor o en contra del uso de mascarillas (médicas o de otro tipo) por personas sanas de la comunidad en general. Sin embargo, la OMS está estudiando activamente los datos científicos acerca del uso de mascarillas, los cuales evolucionan rápidamente, y actualiza continuamente sus orientaciones al respecto.
El uso de mascarillas médicas está recomendado principalmente en entornos sanitarios, pero puede considerarse en otras circunstancias (véase más adelante). Las mascarillas médicas deben combinarse con otras medidas clave de prevención y control de las infecciones, como la higiene de las manos y el distanciamiento físico.
Trabajadores sanitarios
¿Por qué? Las mascarillas médicas y respiradores del tipo N95, FFP2 o equivalentes se recomiendan y deben reservarse para los trabajadores sanitarios que están atendiendo a pacientes. El contacto cercano con personas con infección probable o confirmada por el virus de la COVID‑19 y su entorno es la principal vía de transmisión, lo que significa que los trabajadores sanitarios son los más expuestos.
Las personas enfermas y que presentan síntomas de COVID‑19
¿Por qué? Cualquier persona que esté enferma y presente síntomas leves, como dolores musculares, tos leve, dolor de garganta o cansancio, debe aislarse en su casa y usar una mascarilla médica de conformidad con la recomendación de la OMS sobre el cuidado en el hogar de los pacientes con posible infección por el virus de la COVID‑19. Al toser, estornudar o hablar se pueden generar gotículas que causan la propagación de la infección. Estas gotículas pueden llegar a la cara de otras personas cercanas y caer en el entorno circundante. El hecho de que una persona infectada que tose, estornuda o habla lleve una mascarilla médica puede ayudar a proteger de la infección a quienes están cerca.
Si una persona enferma necesita ir a un centro de salud, debe llevar una máscara médica.
Toda persona que cuide en casa a un enfermo de COVID‑19
¿Por qué? Quienes cuidan de enfermos de COVID‑19 deben usar una mascarilla médica para protegerse. Una vez más, el contacto cercano, frecuente y prolongado con alguien con COVID‑19 pone a los cuidadores en una situación de alto riesgo.
Los responsables de la toma de decisiones a nivel nacional también pueden optar por recomendar el uso de mascarillas médicas por ciertas personas adoptando un enfoque basado en los riesgos. Este enfoque toma en consideración el propósito de la mascarilla, el riesgo de exposición y la vulnerabilidad del portador de la mascarilla, el entorno, la viabilidad de su uso y los tipos de mascarillas.

Cómo utilizar adecuadamente una mascarilla médica

Si opta por llevar una mascarilla, tenga en cuenta lo siguiente:

  1. Antes de tocar la mascarilla, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón
  2. Inspeccione la mascarilla para ver si tiene rasgaduras o agujeros
  3. Oriente hacia arriba la parte superior (donde se encuentra la tira de metal)
  4. Asegúrese de orientar hacia afuera el lado correcto de la mascarilla (el lado con color)
  5. Colóquese la mascarilla sobre la cara. Pellizque la tira de metal o el borde rígido de la mascarilla para que se amolde a la forma de su nariz
  6. Tire hacia abajo de la parte inferior de la mascarilla para que le cubra la boca y la barbilla
  7. No toque la mascarilla mientras la lleve a efectos de protección
  8. Después de usar la mascarilla, quítesela con las manos limpias; retire las cintas elásticas de detrás de las orejas manteniendo la mascarilla alejada de la cara y la ropa, para no tocar las superficies potencialmente contaminadas de la mascarilla.
  9. Deseche la mascarilla en un contenedor cerrado inmediatamente después de su uso. No reutilice la mascarilla.
  10. Practique la higiene de las manos después de tocar o desechar la mascarilla. Use un desinfectante a base de alcohol o, si están visiblemente sucias, láveselas con agua y jabón.

Tenga en cuenta que hay una escasez mundial de mascarillas médicas (tanto de mascarillas quirúrgicas como de mascarillas N95), por lo que estas deberían reservarse en la medida de lo posible para los trabajadores sanitarios. 
Recuerde que las mascarillas no sustituyen otras formas más eficaces de protegerse a sí mismo y a los demás contra la COVID‑19, como lavarse las manos con frecuencia, cubrirse la boca con el codo flexionado o con un pañuelo y mantener una distancia de al menos un metro con los demás. Consulte las medidas de protección básicas contra el nuevo coronavirus para obtener más información.
Siga los consejos de la autoridad sanitaria nacional sobre el uso de mascarillas.

Cómo ayudar a los niños a gestionar el estrés durante el brote de COVID-19

Los niños pueden responder al estrés de diversas formas, por ejemplo, mostrándose más dependientes, preocupados, enfadados o agitados, encerrándose en sí mismos o mojando la cama.
Muéstrese comprensivo ante las reacciones de su hijo, escuche sus preocupaciones y ofrézcale más amor y atención.
Los niños necesitan el amor y la atención de los adultos en los momentos difíciles. Dedíqueles más tiempo y atención.
Acuérdese de escuchar a sus hijos, hablarles con amabilidad y tranquilizarles.
Cuando sea posible, organice momentos de juego y relajación con su hijo.
En la medida de lo posible, trate de mantener a los niños cerca de sus padres y familia y evite separarlos de las personas que se encargan de su cuidado. En caso de separación (por ejemplo, por hospitalización), asegúrese de mantener el contacto frecuente (por ejemplo, a través del teléfono) y de ofrecer consuelo.
Mantenga las rutinas y los horarios habituales en la medida de lo posible, o ayude a crear otros diferentes en el entorno nuevo, en particular actividades escolares y de aprendizaje, así como momentos para jugar de forma segura y relajarse.
Explique lo que ha pasado y cuál es la situación actual y dé a los niños información clara sobre cómo pueden reducir los riesgos de contraer la enfermedad; utilice palabras que puedan entender en función de su edad.
Facilite también información sobre situaciones hipotéticas (por ejemplo, un miembro de la familia y/o el niño empiezan a encontrarse mal y tienen que ir al hospital durante un tiempo para que los médicos puedan ayudarles a recuperarse).

Lidiar con el estrés durante el brote de 2019-nCoV

  1. Es normal sentirse triste, estresado, confundido, asustado o enfadado durante una crisis. Puede ser de ayuda hablar con personas de confianza. Póngase en contacto con amigos y familiares.
  2. Si debe permanecer en casa, mantenga un estilo de vida saludable, lo que incluye seguir una dieta adecuada, dormir, hacer ejercicio y mantener contactos sociales con sus seres queridos en casa y por correo electrónico y teléfono con otros familiares y amigos.
  3. No recurra al tabaco, el alcohol u otras drogas para lidiar con sus emociones. Si se siente superado por la situación, hable con un trabajador de la salud o un consejero en cuestiones de salud. Tenga un plan, sepa dónde y cómo buscar ayuda para atender sus necesidades de salud física y mental, si es necesario.
  4. Infórmese sobre los hechos. Reúna información que le ayude a determinar con precisión su nivel de riesgo para poder tomar precauciones razonables. Busque una fuente creíble, en la que pueda confiar, como el sitio web de la OMS o una agencia de salud pública local o estatal.
  5. Limite su nivel de preocupación y nerviosismo reduciendo el tiempo que usted y su familia pasan viendo o escuchando noticias de los medios de comunicación que les generen malestar.
  6. Recurra a capacidades que ya haya utilizado en el pasado y le hayan ayudado a sobreponerse a las adversidades de la vida, y utilice esas capacidades para manejar sus emociones durante este difícil periodo de brote.

¿Puede mi mascota contagiarme la COVID‑19?

Varios perros y gatos (gatos domésticos y un tigre) en contacto con humanos infectados han dado positivo para la COVID‑19. Además, los hurones parecen ser susceptibles a la infección. En condiciones experimentales, tanto los gatos como los hurones pudieron transmitir la infección a otros animales de la misma especie, pero no hay pruebas de que estos animales puedan transmitir la enfermedad al ser humano y desempeñar un papel en la propagación de la COVID‑19. La COVID‑19 se propaga principalmente a través de las gotículas producidas por una persona infectada al toser, estornudar o hablar.
Aun así, se recomienda que los enfermos de COVID‑19 y las personas de riesgo limiten el contacto con sus mascotas y otros animales. Al tocar animales y cuidar de ellos se deben adoptar siempre las medidas básicas de higiene. Esto incluye lavarse las manos después de tocar a los animales, su comida o sus objetos, así como evitar besos, lametazos o compartir alimentos.

¿Cuáles son los síntomas de la COVID-19?

¿Qué debo hacer si tengo síntomas de COVID-19 y cuándo he de buscar atención médica?

¿Cómo se propaga la COVID‑19?

¿Es posible contagiarse de COVID‑19 por contacto con una persona que no presente ningún síntoma?

¿Qué debo hacer si he estado en contacto estrecho con alguien que tiene COVID‑19?

¿Qué debo hacer si no tengo síntomas pero creo que he estado expuesto a la COVID‑19? ¿qué significa ponerse en cuarentena?

¿Qué puedo hacer para protegerme y prevenir la propagación de la enfermedad?

¿Logran la inmunidad los pacientes recuperados de COVID-19?

¿Existe alguna vacuna, medicamento o tratamiento contra la COVID‑19?

¿Recomienda la OMS el uso de mascarillas médicas para prevenir la propagación de la COVID‑19?

Cómo utilizar adecuadamente una mascarilla médica

¿Cómo podemos protegernos a nosotros mismos y a los demás si no sabemos quién está infectado?

Cómo ayudar a los niños a gestionar el estrés durante el brote de COVID-19

10 Formas de Ayudar a las Personas Mayores y/o con Enfermedades Subyacentes que viven con usted.

FAQ

¿Qué es un coronavirus?
¿Qué es la COVID-19?

Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En los humanos, se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). El coronavirus que se ha descubierto más recientemente causa la enfermedad por coronavirus COVID-19.

¿Qué es la COVID-19?
La COVID-19 es la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus que se ha descubierto más recientemente. Tanto el nuevo virus como la enfermedad eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

¿Cuánto tiempo transcurre entre la exposición a la COVID‑19 y el desarrollo de síntomas?

El tiempo que transcurre entre la exposición a la COVID‑19 y el momento en que comienzan los síntomas suele ser de alrededor de cinco o seis días, pero puede variar entre 1 y 14 días.

¿Qué relación hay entre la COVID-19 y los animales?

La COVID‑19 se propaga por transmisión entre seres humanos. 
Conocemos bastantes datos sobre otros virus de la familia de los coronavirus, y la mayoría de estos tipos de virus tienen su origen en animales. El virus de la COVID‑19 (también llamado SARS-CoV-2) es un nuevo virus en los humanos. La posible fuente animal de la COVID‑19 aún no ha sido confirmada, pero se está investigando.
La OMS sigue monitoreando las últimas investigaciones sobre este y otros temas relacionados con la COVID‑19 y proporcionará información actualizada a medida que se disponga de nuevos datos.

¿Puede mi mascota contagiarme la COVID‑19?

Varios perros y gatos (gatos domésticos y un tigre) en contacto con humanos infectados han dado positivo para la COVID‑19. Además, los hurones parecen ser susceptibles a la infección. En condiciones experimentales, tanto los gatos como los hurones pudieron transmitir la infección a otros animales de la misma especie, pero no hay pruebas de que estos animales puedan transmitir la enfermedad al ser humano y desempeñar un papel en la propagación de la COVID‑19. La COVID‑19 se propaga principalmente a través de las gotículas producidas por una persona infectada al toser, estornudar o hablar. 
Aun así, se recomienda que los enfermos de COVID‑19 y las personas de riesgo limiten el contacto con sus mascotas y otros animales. Al tocar animales y cuidar de ellos se deben adoptar siempre las medidas básicas de higiene. Esto incluye lavarse las manos después de tocar a los animales, su comida o sus objetos, así como evitar besos, lametazos o compartir alimentos. 

¿Cuánto tiempo sobrevive el virus en las superficies?

Lo más importante que hay que saber sobre el contacto del coronavirus con superficies es que estas se pueden limpiar fácilmente con desinfectantes domésticos comunes que matarán el virus. Diversos estudios han demostrado que el virus de la COVID‑19 puede sobrevivir hasta 72 horas en superficies de plástico y acero inoxidable, menos de 4 horas en superficies de cobre y menos de 24 horas en superficies de cartón.
Como siempre, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón. Evite tocarse los ojos, la boca o la nariz.

¿Cuál es la diferencia entre aislamiento, cuarentena y distanciamiento?

La cuarentena significa restringir las actividades o separar a las personas que no están enfermas pero que pueden haber estado expuestas a la COVID‑19. El objetivo es prevenir la propagación de la enfermedad en el momento en que las personas empiezan a presentar síntomas.
El aislamiento significa separar a las personas que están enfermas con síntomas de COVID‑19 y pueden ser contagiosas para prevenir la propagación de la enfermedad.
El distanciamiento físico significa estar físicamente separado. La OMS recomienda mantener una distancia de al menos un metro con los demás. Es una medida general que todas las personas deberían adoptar incluso si se encuentran bien y no han tenido una exposición conocida a la COVID‑19.

¿Cómo puedo comprar con seguridad en las tiendas de comestibles?

En las tiendas de comestibles, mantenga al menos un metro de distancia con los demás y no se toque los ojos, la nariz o la boca. Si es posible, desinfecte los mangos y barras de los carritos o cestas antes de comprar. Cuando regrese a casa, lávese las manos a fondo al llegar y también después de coger y almacenar los productos que ha comprado. Actualmente no hay ningún caso confirmado de contagio de la COVID‑19 a través de los alimentos o de sus envases.

¿Cómo debo lavar las frutas y las hortalizas?

Las frutas y las hortalizas son esenciales para llevar una dieta saludable. Lávelas como lo haría en cualquier circunstancia. Antes de tocarlas, lávese las manos con agua y jabón. Después, lave las frutas y las hortalizas a fondo con agua potable, sobre todo si las come crudas.

¿Son eficaces los antibióticos para prevenir o tratar la COVID‑19?

No. Los antibióticos no son eficaces contra los virus, solo contra las infecciones bacterianas. La COVID‑19 está causada por un virus, de modo que los antibióticos no sirven frente a ella. No se deben usar antibióticos como medio de prevención o tratamiento de la COVID‑19. En los hospitales, los médicos a veces utilizan antibióticos para prevenir o tratar infecciones bacterianas secundarias que pueden ser una complicación de la COVID‑19 en pacientes gravemente enfermos. Solo deben usarse para tratar una infección bacteriana siguiendo las indicaciones de un médico.

¿Puedo contagiarme de COVID‑19 por contacto con las heces de una persona que padezca la enfermedad?

Aunque las investigaciones iniciales apuntan a que el virus puede estar presente en algunos casos en las heces, hasta la fecha no se ha notificado ningún caso de transmisión por vía fecal-oral del virus de la COVID‑19. Además, hasta la fecha no hay pruebas de que el virus de la COVID‑19 sobreviva en el agua, incluidas las aguas residuales.
La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre las formas de propagación de la COVID‑19 y seguirá informando de las novedades acerca de esta cuestión. 

¿Pueden los niños o los adolescentes contraer la COVID‑19?

Las investigaciones indican que los niños y los adolescentes tienen las mismas probabilidades de infectarse que cualquier otro grupo de edad y pueden propagar la enfermedad.
Las pruebas hasta la fecha sugieren que los niños y los adultos jóvenes tienen menos probabilidades de desarrollar una enfermedad grave, pero con todo se pueden dar casos graves en estos grupos de edad.
Los niños y los adultos deben seguir las mismas pautas de cuarentena y aislamiento si existe el riesgo de que hayan estado expuestos o si presentan síntomas. Es particularmente importante que los niños eviten el contacto con personas mayores y con otras personas que corran el riesgo de contraer una enfermedad más grave.

¿Cuánto tiempo transcurre entre la exposición a la COVID‑19 y el desarrollo de síntomas?

El tiempo que transcurre entre la exposición a la COVID‑19 y el momento en que comienzan los síntomas suele ser de alrededor de cinco o seis días, pero puede variar entre 1 y 14 días.

10 Formas de Ayudar a las Personas Mayores y/o con Enfermedades Subyacentes que viven con usted.

Controle diariamente si presentan síntomas como fiebre, tos y dificultad para respirar.

Si algún integrante del hogar tiene síntomas, evite el contacto físico e intensifique las medidas de prevención.

Si ellos presentan síntomas de COVID-19, contacte de inmediato a su proveedor de salud.

Aliéntelos a mantener un estilo de vida saludable: comer alimentos nutritivos, dormir lo suficiente, no fumar, mantenerse activo, limitar el consumo de alcohol y seguir los consejos médicos.

Limpie y desinfecte regularmente las superficies y mantenga la casa bien ventilada.

Evite compartir objetos como vasos, cubiertos y toallas.

Asegúrese de que tengan sus medicamentos regulares para al menos un mes en caso de tener que quedarse en casa. Anímelos a seguir los consejos médicos sobre la toma de sus medicamentos.

Sigan las medidas de distanciamiento físico de su área
y eviten los espacios compartidos, como grandes reuniones.

Si deben ir al centro de salud, usen mascarilla si hay
disponibles y, en lo posible, eviten el transporte público.

Sea amable y muestre empatía. Hable con ellos y escúchelos. Ayúdelos a sobrellevar el estrés.

Infografía sobre el COVID-19

¡Suscríbete a nuestro Blog!

¡Mantente en contacto con nosotros!

¿Cómo es que el coronavirus causa infección?

Esto es lo que los científicos han aprendido sobre el modo en que el nuevo virus infecta y ataca las células y cómo puede afectar a los órganos más allá de los pulmones.

El virus se propaga a través de gotitas que se transmiten en el aire a través de estornudos o tos y que las personas cercanas absorben a través de la nariz, la boca o los ojos. Estas partículas virales que van en las gotitas pueden viajar rápidamente a la parte posterior de tus fosas nasales y a las membranas mucosas en la garganta y se aferran a ciertos receptores de las células, para empezar ahí.

Las partículas de coronavirus tienen proteínas con púas que sobresalen de sus superficies, y estas se enganchan en las membranas celulares, permitiendo que el material genético del virus ingrese a la célula humana.
Dicho material genético procede a “secuestrar el metabolismo de la célula y decir, de hecho, ‘No hagas tu trabajo de siempre. Ahora tu trabajo es ayudarme a multiplicar y hacer el virus’”, dijo el doctor William Schaffner, especialista en enfermedades infecciosas en el Centro Médico de la Universidad Vanderblit en Nashville.

¿Cómo causa problemas respiratorios dicho proceso?
Mientras las copias del virus se multiplican estas se revientan e infectan las células vecinas. Los síntomas a menudo empiezan en la parte posterior de la garganta con tos seca y dolor de garganta.

El virus luego “gatea progresivamente hacia los bronquios” dijo el Dr. Schaffner. Cuando el virus llega a los pulmones, sus membranas mucosas se inflaman. Eso puede dañar los alvéolos pulmonares, que tienen que trabajar más para llevar a cabo su función de suministrar oxígeno a la sangre que circula por todo el cuerpo y eliminar el dióxido de carbono de la sangre para que pueda exhalarse.

“Si se inflama ahí, es mucho más difícil que el oxígeno nade através de la membrana mucosa” dijo la doctora Amy Compton-Phillips, la jefa clínica del Sistema de Salud de Providence, en dnde se encuentra el hospital de Everett, Washington donde se registró el primer caso de coronavirus de Estados Unidos en enero.

La inflamación y el daño al flujo de oxígeno puede causar que dichas áreas en los pulmones se llenen de fluido, pus y células muertas. Puede ocurrir neumonía, una infección de los pulmones.

Algunas personas batallan tanto para respirar que deben ser conectadas a un ventilador. En los peores casos, que reciben el nombre de síndrome de dificultad respiratoria aguda, los pulmones se llenan de tanto fluído que no hay apoyo respiratorio que sea suficiente y el pacicente muere.

¿Cuál es la trayectoria del virus en los pulmones?
El doctor Shu-Yuan Xiao, profesor de patología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chicago ha examinado reportes de patología de pacientes con coronavirus en China. Dijo que el virus parece iniciar en áreas periféricas de ambos lados del pulmón y puede demorar un poco en llegar al tracto respiratorio superior, la tráquea y otras vías aéreas centrales.

El doctor Xiao, que también dirige el Centro de Patología y Diagnóstico Molecular de la Universidad de Wuhan, dijo que el patrón ayuda a explicar porqué en Wuhan, donde inició el brote, muchos de los primeros casos no fueron identificados de inmediato.

El régimen de pruebas iniciales en muchos hospitales chinos no siempre detectaron la infección en los pulmones periféricos así que algunas personas que tenían síntomas fueron enviadas a casa sin tratamiento.

“Se iban a otros hospitales en busca de tratamiento o se quedaban en casa e infectaban a su familia”, dijo. “Es una de las razones por las que se propagó tan ampliamente”.

Un estudio reciente de un equipo liderado por investigadores de la facultad de Medicina Icahn en Mount Sinai encontró que más de la mitad de 121 pacientes en China presentaban tomografías computarizadas normales en la fase temprana de su enfermedad. Dicho estudio y el trabajo de Dr. Xiao muestra que mientras la enfermedad avanza, las tomografías muestran “opacidades de vidrio esmerilado”, una suerte de velo brumoso en partes del pulmón que son evidentes en muchos tipos de infecciones respiraciones virales. Dichas áreas opacas pueden dispersarse y engrosarse en algunos lugares conforme empeora la enfermedad y crea lo que algunos radiólogos llaman un patrón de “pavimento loco”.


Fuente Original NYT: https://www.nytimes.com/es/article/coronavirus-sintomas.html

¿Solo afecta los pulmones?

No necesariamente. La doctora Compton-Phillips dijo que la infección puede propagarse a través de las membranasa mucosas, desde la nariz hasta el recto.

Así que mientras el virus parece enfocarse en los pulmones, también puede ser capaz de infectar células del sistema gastrointestinal, dicen los expertos. Esta puede ser la razón por la que algunos pacientes presentan síntomas como diarrea o indigestión. El virus también puede entrar al torrente sanguíneo, dijo el doctor Schaffner.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades dicen que ARN del nuevo coronavirus se ha detectado en muestras de sangre y heces, pero que no está claro si el virus infeccioso sobrevive en la sangre o las heces.

La médula ósea y órganos como el hígado también pueden inflamarse, dijo el doctor George Diaz, líder de la sección de enfermedades infecciosas del Centro Médico Regional Providence en Everett, Washington, cuyo equipo atendió al primer paciente de coronavirus de Estados Unidos. También puede que haya inflamación en pequeños vasos sanguíneos, como sucedió con el brote viral de SARS en 2002 y 2003.

“El virus aterrizará de hecho en órganos como el corazón, el riñón, el hígado y puede causar algo de daño directo a dichos órganos”
dijo el doctor Schaffner. Cuando el sistema inmunitario se pone en marcha para combatir la infección, la inflamación resultante puede causar que dichos órganos fallen” dijo.

Como resultado, algunos pacientes pueden sufrir daño que no es causado solo por el virus sino por su propio sistema inmunológico que batalla para combatir la infección.

Los expertos todavía no han documentado si es que el virus puede afectar el cerebro. Pero los científicos que han estudiado el SARS han reportado evidencia de que el virus del SARS se pudo infiltrar en el cerebro de algunos pacientes. Dada la similaridad entre el SARS y COVID-19, la infección causada por el nuevo coronavirus, un artículo publicado el mes pasado en el Journal of Medical Virolog y argumentaba que no podía descartarse la posibilidad de que el nuevo coronavirus pudiera infectar algunas células nerviosas

Secuelas del coronavirus: recuperados, pero con pulmones dañados

En los próximos meses, las investigaciones mostrarán si hay algún caso aislado de efectos tardíos permanentes en pacientes recuperados de COVID-19. El foco está principalmente en los pulmones. Dado que el nuevo patógeno CoV-2 del SRAS ataca principalmente las vías respiratorias inferiores, las personas infectadas con un curso moderado o grave de la enfermedad tienen tos seca, dificultad para respirar y/o neumonía.

Médicos de Hong Kong han descubierto una reducción de la función pulmonar y una persistente disnea en algunos pacientes de coronavirus, a pesar de haber superado la infección viral. Aunque sólo han podido examinar un grupo comparativamente pequeño, hay indicios iniciales de posibles efectos tardíos.

«En algunos pacientes, la función pulmonar podría disminuir entre un 20 y un 30 por ciento después de la recuperación», dice el médico Owen Tsang Tak-yin, director del Centro de Enfermedades Infecciosas del Hospital Princesa Margarita de Hong Kong. «Jadean cuando van un poco más rápido», agregó el galeno. La tomografía de algunos pacientes muestra una especie de neblina lechosa y vidriosa en los pulmones, lo que sugiere un daño en los órganos.

Los hallazgos de Hong Kong confirman las primeras investigaciones de Wuhan a principios de febrero de 2020. En un estudio, los científicos del Hospital Zhongnam de la Universidad de Wuhan analizaron 140 escáneres de pulmón de pacientes con coronavirus y encontraron una nube de aspecto lechoso y transparente en los pulmones de todos ellos.

Sospecha de fibrosis pulmonar

Las investigaciones posteriores de los pacientes recuperados de COVID-19 deben ahora mostrar si han desarrollado fibrosis pulmonar en la que el tejido conectivo del pulmón se inflama. Esto lleva a una proliferación patológica del tejido conector entre los alvéolos y los vasos sanguíneos que los rodean.

Esto dificulta que el oxígeno llegue a los vasos sanguíneos, endurece los pulmones y hace que la respiración sea superficial y rápida. Los trastornos respiratorios, la falta de aliento y la tos seca de pecho son las consecuencias, el rendimiento físico disminuye, incluso las actividades cotidianas se vuelven difíciles.

Si se detecta a tiempo, la fibrosis pulmonar puede ser frenada

La fibrosis pulmonar es incurable, porque las cicatrices en el tejido pulmonar no desaparecen. Pero la progresión de la fibrosis pulmonar puede retrasarse y a veces incluso detenerse, si se detecta a tiempo.

¿Logran la inmunidad los pacientes recuperados de COVID-19?

La mayoría de los expertos están convencidos de que los pacientes COVID-19 recuperados quedan inmunes al nuevo virus una vez superada la enfermedad. Después de todo, el propio sistema inmunológico ha producido exactamente esos anticuerpos durante la infección que hacen al patógeno inofensivo.

Lo mismo aplica a los que tuvieron un desarrollo leve de la enfermedad y en los que sólo se observaron pocos o tal vez ningún síntoma. Sin embargo, su sistema inmunológico reaccionó al patógeno y produjo los anticuerpos correspondientes. Por lo tanto, es muy poco probable que se vuelva a producir una infección por el nuevo coronavirus.

Noticia recomendada por Koyi Sato. AMLAR-RES Paraguay

Fuente: China Zhangzhou | Coronavirus | CT-Bild von Lunge

La estrategia de México

Si alguien es coherente y a conservado la cordura en todo momento es López Gatell y lo que dice en este video me parece correcto, un poco aterrador pero correcto.
La Pandemia es inevitable, eso esta claro, no hay manera de evitarlo y se esperan los picos mas altos de los contagios en Mayo.

La estrategia es hacer que la gente se quede en casa el mayor tiempo posible, mientras capacitan a los Médicos, llegan los Equipos de Asistencia Respiratoria comprados, atienden y adquieren experiencia necesaria para cuando entren en caos total (lo cual también es inevitable, si EEUA siendo una potencia con muy buenos sistemas de salud, se le salió de las manos).

Y en uno o dos meses después de que pase la parte mas alta de los contajios, comenzar a salir paulatinamente, primero los jovenes que no padezcan de ningun agravante del Coronavirus, como las que padecen afecciones médicas preexistentes (como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes) desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras, esas se les recomienda evitar salir en lo posible hasta que todo se haya normalizado.
Al salir los jovenes primero que son los que menos riesgo de complicación tienen, estos al infectarse, quedaran inmunes y si alguno se complica estaran en condiciones de atenderlo.

Ademas, (esto no lo dijo Gatell), pero al pasar mas tiempo es mas probable que se pueda encontrar una vacuna o alguna medicina para combatirlo.

La Estrategia me parece que es lo único que de puede hacer y lo mas adecuado.

COVID-19

Omar Cachón Alvarez

Junio 8, 2020

COVID-19 Información proporcionada por la OMS. Enterate de las ultimas noticias sobre el COVID-19 en la página oficial:
https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019

SOBRE NOSOTROS

Somos la agencia de marketing digital que te ayudará a crear o fortalecer la imagen de tu empresa a través del diseño gráfico, páginas web fáciles de navegar que se adaptan a todos los dispositivos, contenido multimedia para redes sociales, campañas publicitarias con los estándares de google y más.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia. Lea nuestra Política de Cookies .